EL BLOG SE TRASLADA A UN NUEVO DOMINIO Y UN NUEVO DISEÑO, APTO PARA TODAS LAS PANTALLAS ;)
BÚSCANOS AQUÍ.

jueves, 21 de agosto de 2014

El Principito, de Antoine de Saint-Exupèry

El Principito, de Antoine de Saint-Exupèry
Ficha Técnica
  • Título: El Principito
  • Autor: Antoine de Saint-Exupéry
  • Título original: Le Petit Prince (Francia)
  • Publicación: 06/04/1943
  • ISBN: 9788478887194
  • Editorial: Salamandra
  • Precio: ---
  • Páginas: 120
  • Género: Infantil; Fantasía; Novela Corta; Relatos;

Opinión personal de Lenne:
No me gustó, hablando sin rodeos. Tal vez era demasiado pequeña cuando lo leí, o tal vez no estaría lo suficientemente atenta al libro, pero el recuerdo que tengo es el de un libro que me costó horrores terminar. Tal vez si me veo con ánimos algún día lo vuelvo a leer y tal vez cambie de opinión, pero por ahora me parece un libro sobrevalorado.

Opinión personal de Salándara:
Desde mi punto de vista "El Principito" es uno de los mejores libros de la literatura del siglo XX. Es un libro muy cortito que se lee bastante rápido, pero el mensaje que nos deja es tan intenso y profundo que cada vez que lo lees descubres una nueva frase que deberías aplicar para hacer que tu vida, aunque no sea fácil, sea más llevadera. A medida que te adentras en su lectura, te das cuenta de cómo alguien que no pertenece a la tierra, es capaz de ver más allá de lo material y tangible. Muestra como el ser humano da más importancia a las cifras, las falsas alabanzas y a las posesiones (ya sean tierras, estrellas o a tener la razón sobre algo). A lo largo de su aventura por distintos sitios y sobre todo por la Tierra, nos hace ver la importancia de algo tan "simple" como el aroma de una rosa, la autenticidad de un amigo, los riesgos que corres si "domesticas" a alguien y te acostumbras a su presencia o de la necesidad de pensar las cosas, hacerlas despacio, bien y sobre todo, que sean útiles para el resto de los hombres. Considero, que este libro es un llamamiento a la generosidad, a que no nos guiemos por la masa, que seamos auténticos y que sepamos ver más allá de lo cotidiano y terrenal.